El voto será para Fausto y Wilfrido

Sección:Elecciones Michoacán Fecha:15 octubre, 2011
A+   A-


Picardía en Michoacán

Por Marco Antonio Aguilar Cortés

Los pícaros de ahora ya no tienen el ingenio de aquellos que nos describe José Rubén Romero, con el estético y pueblerino costumbrismo que le sirvió al escritor michoacano para poner sus libros a la par de las obras de la literatura universal.
La gracia con que describe su propia picaresca, al ser descubierto por su tía en forcejeo cariñoso con la sirvienta de la casa es una muestra de agilidad ocurrente: “¡Estoy sorprendida, José Rubén!”; y el joven escritor, componiéndose el pantalón nerviosamente le contesta: “No, tía, el sorprendido he sido yo. Tú estás estupefacta”.

Para mucho sirven las palabras, no hay duda en ello; pero, ahora, nuestros pícaros carecen de galanura y de agudeza, y su grotesca actitud es violenta y patética.

Miren que resulta inédito el que Silvano Aureoles Conejo, candidato a la gubernatura de Michoacán por el PRD mande a su gente a bloquear las oficinas de Fausto Vallejo Figueroa, candidato también a la gubernatura del estado por el PRI, mostrando su proclividad a la violencia.

Hace algunos días con una flotilla de combis, llenas de propaganda del PRD, fueron a obstaculizar la entrada y la salida en la casa de campaña de Fausto personas vestidas con playeras impresas con la foto de Silvano, comandados por el líder del grupo de transportistas consentidos de la administración del gobernador Leonel Godoy Rangel.

Empero, al ser sorprendidos los hechores físicos y los intelectuales de ese acto delictivo, ni siquiera se sintieron estupefactos, sino que con un gran cinismo negaron su conducta, como amos y señores de un territorio que gansterilmente se considera propio.

Y entre más se acerque el 13 de noviembre próximo, día de votación en Michoacán, los candidatos del PRD se sienten perdidos, y eso motiva su acción violenta.

Así que las conductas iracundas ya están al orden del día, por el miedo al fracaso en estos comicios. Y como su derrota se acerca, la desesperación perredista se agudiza. A tras mano están tomando calles, so pretexto de variados problemas. Tienen tomado el Ayuntamiento de Morelia de igual manera, y parecen decididos a seguir esta táctica electoral.

Mucha gente comenta que quien ha organizado las tomas del Ayuntamiento de Morelia, las luchas internas en casas del estudiante, las intromisiones en el mercado Independencia, las confrontas en dependencias universitarias, es Genovevo Figueroa Zamudio, candidato del PRD a la presidencia municipal de la capital michoacana.

Dados sus antecedentes porriles y su actuación represiva como gobernador interino de Michoacán, no es de dudarse que él sea.

Por nota periodística se ha sabido que el Cabildo moreliano presentó la denuncia correspondiente de hechos delictivos, pero han pasado los días y, como siempre, no hay gobierno que restituya a la autoridad municipal su edificio.

El Sol de Morelia salió a las calles a recibir el sentir de la gente respecto a lo que pasa en Michoacán, encontrándose con las expresiones: “Hace falta autoridad… Todo esto tiene transfondo político… Se nota la debilidad del gobierno… No hay quien gobierne en el estado… No podemos ni debemos seguir secuestrados… ¡YA BASTA!”

Según el decir de todos los funcionarios, del ejecutivo, las cosas marchan muy bien; sin embargo, a la vista del pueblo, el gobierno está ahogado en adeudos. Debe a todos, y a nadie le puede pagar.

Está en deuda con sus empleados, con sus proveedores, con sus contratistas, con las instituciones educativas de enseñanza superior, con los ayuntamientos. Los empleados ven que está detenida desde hace tiempo la obra pública, porque las partidas que tenían asignadas andan en campaña electoral.

Y el sábado próximo anterior, según entrevista redactada por Héctor Espinosa, nos dimos cuenta de que el gobernador Leonel Godoy Rangel reconoce: “Sí, hay un problema financiero muy delicado para Michoacán, que hemos estado platicando con las autoridades federales, en particular con el presidente Calderón para que él intercediera con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público… Sí, pudiera estar en riesgo el funcionamiento de la administración estatal.”

Con ese problema financiero tan grave, el derroche en publicidad que ha hecho el PRD en Michoacán es facineroso, como protervo resulta el gasto publicitario electoral del PAN en el estado.

Pero los michoacanos vamos a votar por el mejor, por quien no ha lesionado ni al presupuesto federal ni al del estado para pagar su campaña, y quien con toda inteligencia, responsabilidad, y honradez, viene junto con su esposa analizando las soluciones viables para nuestros graves problemas. El voto será para Fausto como gobernador, y por Wilfrido como presidente municipal de Morelia.

Para el porro de experiencia, Genovevo, hay un rechazo total.

Sección:Elecciones Michoacán Etiquetas: