Declina Alonso y quedan Josefina, Ernesto y Emilio

Sección:Campaña, Expedientes Fecha:3 septiembre, 2011
A+   A-


Los originales

Por Carlos Urdiales

Desde que los panistas empezaron a levantar la mano de cara al 2012, sólo dos de los siete suspirantes tenían posibilidades de llegar a la parejera. Josefina Vázquez Mota, el candidato de los no calderonistas, goza de la mayor popularidad y reconocimiento a nivel nacional; mientras que Ernesto Cordero, aunque diga que no, es el candidato del Presidente.

A Cordero, el electorado le podría cobrar las facturas de las promesas no cumplidas y los desaciertos de un sexenio que se ha caracterizado por su alto grado de violencia. Josefina, sin embargo, podría capitalizar las acciones positivas de esta administración, como continuar con la lucha contra el crimen organizado, mantener la macro pero mejorar la microeconomía.

Josefina, como secretaria de Educación Pública, salió de pleito con Elba Esther Gordillo. De cara a la gente esto le puede traer simpatías, pero en la operación política real, el conflicto con la maestra le podría restar no sólo posibles votos, sino votos reales el 1 de Julio del próximo año.

Gordillo cuida más votos de los que aporta. Y la poderosa maestra se ha decantado por Cordero en el frente azul vía el gobernador de Puebla, y la líder magisterial se sabe que juega en todos los frentes.

Cordero, primero como secretario de Desarrollo Social y ahora como titular de Hacienda, carga con el peso ante la opinión pública de una política social que en dos años aumentó el número de pobres y de una política económica que no ha impulsado el país a crecer, ni siquiera a generar la cantidad de empleos necesarios.

La culpa real del tropiezo económico puede ser la crisis internacional que cruzó a decenas de países pero la factura se pagará aquí, y él tendrá que hacer frente a ese costo.

Por lo pronto, a Gustavo Madero le tocará la peor parte. En los próximos días tendrá que designar al coordinador de la bancada de su partido en la Cámara de Diputados, ante la ausencia de Josefina. Pero también tendrá que ser el fiel de la balanza entre los calderonistas, que cuando fue electo presidente nacional no lo apoyaron.

En la conformación de los órganos de control panista hay varios calderonistas en posiciones clave. Ahí descansa parte del cálculo de los corderistas, en inclinar la balanza interna a favor del todavía secretario de Hacienda. Por eso Josefina pide piso parejo para la competencia, sabe que no está así.

Las baterías de Ernesto Cordero están apuntadas por el momento para ganar una declinación de Emilio González a su favor y luego vencer a la dupla que conformarían Josefina y Creel.

La salida de la competencia de Alonso Lujambio define la incógnita sobre el plan B del Presidente y de su esposa. Juan Ignacio Zavala apoyó la causa del secretario de educación y eso justificaba la duda. Ya no. Para Lujambio queda todavía esperar la definición entre Josefina y Cordero esperando hasta el final una posible candidatura a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Salvo una coyuntura extraordinaria que respaldara al poco presentable gobernador de Jalisco, Emilio González, todo quedará entre los originales. Cordero como plan A y la diputada Vázquez Mota como el plan B.

Los invito a escucharme en Radio Trece Noticias a la una de la tarde y por las noches en Barra de Opinión de TV Azteca. En twitter.com/CarlosUrdiales

Sección:Campaña, Expedientes Etiquetas:  

  • Jcueval

    Poco a Poco se va desojando la margarita, y va quedando como única candidata a la Presidencia de la República, nuestra primer Presidente de México, la H. Diputada Josefina Vázquez Mota.-En Horabuena Chepina, vamos adelante y que no decaiga esa energia por nuestro México.